Jamaica no es solo una isla de hermosos paisajes, interminables fiestas, rastas, compras, desorden y reggae, es también isla de sabores contundentes. Su peculiar cocina incluye ingredientes únicos y autóctonos de la isla, como el Ackee, el Callaloo y el Quibombo. Entre las especias se usan bastante el curry, el jengibre, y los piques, a modo de adobo para los pescados y mariscos, las frutas tropicales y los vegetales frescos.

pescado.jpg

La cocina exótica de Jamaica es inexplicable en un par de palabras, por sus fuertes y notables sabores, cargados a las especias, fruto de los mismos orígenes de la isla, fruto de la mezcla entre indios e inmigrantes africanos y europeos, nace esta cocina fusión con su propio sello.

En varios puntos de la isla, se encontraran con restaurantes y platos preparados a muy bajo precio, los mas recomendables y deliciosos son el Bammy, la sopa de criadillas, las empanadas, el Merey del diablo, el Charqui, el zumo de frutas celeste, y las famosas salsas, como la Salsa Likkle Bokkle de Pickapeppa. Lo más sabroso que encontraran en la isla, será sin duda las jugosas y aromáticas parrilladas a la leña con especias, los plátanos verdes del trópico fritos y rebozados, frutos del pan, y pescados de todo tipo, servidos con bebidas embriagantes que alegran el ambiente a cualquier hora y en cualquier lugar donde se este ubicado dentro de la isla.

Debido a su privilegiada posición geográfica y climática, Jamaica es un gran productor y exportador de alimentos y bebidas, destinándolos a mercados de Europa, Asia y Norteamérica.

Foto:jano.es